INCONTINENCIA URINARIA DE ESFUERZO


Incontinencia urinaria de esfuerzo es una pérdida involuntaria de orina que ocurre durante una actividad física como toser, estornudar, reír o realizar ejercicio.

El esfínter, que es un músculo circular que rodea la uretra. Usted debe ser capaz de apretar este músculo para impedir que la orina escape hacia fuera. El detrusor, que es el músculo de la pared de la vejiga. Éste debe permanecer relajado para que la vejiga pueda expandirse.


La incontinencia urinaria de esfuerzo puede presentarse como resultado del debilitamiento de los músculos pélvicos que sostienen la vejiga y la uretra o debido al mal funcionamiento del esfínter uretral. Los factores de riesgo para la incontinencia urinaria de esfuerzo comprenden; Parto, Tos crónica (como bronquitis crónica y asma), Edad avanzada, Obesidad, Tabaquismo.


Existen cuatro grandes categorías de tratamiento para la incontinencia urinaria de esfuerzo: Cambios de comportamiento, Medicamentos, Entrenamiento de los músculos del piso pélvico Y Cirugía. Si gustas saber mas sobre la cirugía de incontinencia, consulta nuestra información en el apartado de cirugía.

VACUNA CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO VPH


​¿Quién debe vacunarse contra el VPH y cuándo?

Para que funcionen mejor, las vacunas contra el VPH deberán aplicarse antes de tener cualquier tipo de actividad sexual con otra persona. Las vacunas son inyectadas en una serie de tres dosis dentro de un periodo de seis meses.


¿Hay algunas niñas o mujeres que no deben recibir alguna de las vacunas contra el VPH o quién debe esperar?

Sí. Cualquier mujer con una alergia grave al látex no debe recibir la vacuna Cervarix, mientras que las mujeres que presenten una alergia grave a la levadura no deben recibir la vacuna Gardasil ni Gardasil 9. Además, estas vacunas no se deben administrar a ninguna persona que haya tenido una reacción alérgica grave a la levadura o a cualquier otro componente de las vacunas que atente contra su vida, o que haya tenido una reacción grave a una dosis previa de la vacuna contra VPH.

Las mujeres embarazadas no deben recibir ninguna de las vacunas contra el VPH en este momento. Aunque parece que son seguras tanto para la madre como para el bebé por nacer, las vacunas siguen bajo estudio. Si una mujer embarazada recibe una vacuna contra el VPH, esto no es razón para considerar la terminación del embarazo. Las mujeres que están amamantando a sus bebés pueden recibir cualquiera de las vacunas con seguridad.

CISTOCELE


​Un cistocele ocurre cuando el tejido de soporte entre la vejiga de la mujer y la pared vaginal se debilita y se estira, lo que permite que la vejiga sobresalga por la vagina. El cistocele es también llamada prolapso de vejiga. La vejiga caída es un término común que hace referencia al descenso de la vejiga a través de la vagina. Sin embargo, el término médico correcto es prolapso de órganos pélvicos.


Este problema puede manifestarse principalmente como una sensación de cuerpo extraño en vagina.

Forzar los músculos que sostienen los órganos pélvicos puede llevar a un cistocele. Tal esfuerzo se produce durante el parto vaginal o con estreñimiento crónico, tos violenta o levantar objetos pesados. Cistoceles también tienden a causar problemas después de la menopausia, cuando disminuyen los niveles de estrógeno.

Para un cistocele leve o moderada, el tratamiento no quirúrgico es a menudo eficaz. En casos más severos, la cirugía puede ser necesaria para mantener la vagina y otros órganos pélvicos en sus posiciones adecuadas.

VEJIGA HIPERACTIVA


​La vejiga hiperactiva se caracteriza por la pérdida repentina de orina con una sensación urgente de ganas de orinar, que muchas veces impiden llegar al baño, con un aumento en la frecuencia de las micciones y a menudo con levantarse varias veces por la noche para orinar. Es un problema en el cual una persona carece de control vesical debido a una afección cerebral o neurológica.

El tratamiento tiene como objetivo aliviar los síntomas de aumento de frecuencia miccional, urgencia miccional y de incontinencia de urgencia. La elección de un tratamiento específico depende de la severidad de los síntomas y del grado en el que interfieren con el estilo de vida del paciente.

En el momento actual, el tratamiento se basa fundamentalmente en el tratamiento farmacológico que produce la relajación del músculo de la vejiga y la reeducación de los hábitos miccionales. En incontinencia urinaria por urgencia, vejiga hiperactiva o neurogénica  realizamos manejo farmacológico vía oral o terapia intravesical (aplicación de toxina botulínica tipo A- Botox®) con excelentes resultados.

​INFECCIÓNES DE VIAS URINARIAS


Las infecciónes del tracto urinario recurrente consiste en al menos dos infecciones de la vejiga en 6 meses, o 3 infecciones en un año. Esta enfermedad se confirma por medio de exámenes que muestran la presencia de bacterias en la orina.

Los síntomas de infecciones son; Dolor y ardor al orinar, urgencia y frecuencia urinaria aumentada, orina oscura y de olor fuerte, orina con sangre y dolor de espalda baja. La mayoría de las infecciones son causadas por una bacteria llamada E. coli.


Los factores de riesgo para las infecciones incluyen relaciones sexuales con múltiples compañeros, uso de agentes espermicidas, factores genéticos y ciertas anomalías anatómicas de la pelvis femenina. Así mismo, la diabetes es un factor de riesgo bien conocido para el desarrollo de infecciones urinarias y puede contribuir a su reaparición. Los pacientes que no vacían su vejiga por completo también pueden estar en riesgo de desarrollar infecciones repetitivas. Algunos cálculos renales grandes también están asociados con infecciones repetitivas. Igualmente, otros objetos extraños, como un catéter doble J puesto a causa de una obstrucción, puede causar infecciones recurrentes.


El tratamiento va enfocado a eliminar el factor de riesgo que esta provocando las infecciones, antibióticos y cambios en el estilo de vida.