CÁNCER DE TESTÍCULO


Es un tumor que aparece en el testículo. Afecta principalmente a los adolescentes y  jóvenes, aunque no se excluyen los hombres de mas edad.


Se manifiesta como una bolita habitualmente no dolorosa que se palpa en alguno de los testículos y que crece rápidamente. 

Es un tumor que es potencialmente curable si se diagnostica y trata de forma oportuna por lo que si usted ha notado una bolita en su testículo, agende una cita para evaluar revisión y tratamiento oportuno.



​​Los hidroceles testiculares no suelen presentar síntomas más allá de la hinchazón con aumento de tamaño de la bolsa del escroto, aunque en ocasiones puden ser muy molestos.

La única forma de solucionar el hidrocele testicular adquirido en adultos es mediante una intervención quirúrgica.

VARICOCELE


​Un varicocele testicular es una acumulación de sangre en un complejo de venas de los testículos. Afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes.


Es una de las principales causas de infertilidad masculina en el mundo y tiene una incidencia mayor de lo que se conoce.


La sintomatología de un varicocele testicular suele ser ambigua, en un 80% de los casos no suele dar signos o síntomas directos de enfermedad. Algunos paciente puede consultar por dolor o sensación de pesadez en la zona inguinal y el tamaño es tan grande que los pacientes consultan con los especialistas por el aumento de tamaño de la bolsa escrotal.

Un varicocele se forma cuando las válvulas dentro de las venas que hay a lo largo del cordón espermático impiden que la sangre fluya apropiadamente.


El diagnostico se hace durante la exploración rutinaria a manos de un urólogo durante el estudio de infertilidad masculina ante una dificultad para la reproducción.


El tratamiento definitivo para el varicocele testicular sigue siendo la intervención quirúrgica. Existen varios tipos de técnicas quirúrgicas para tratar con éxito un varicocele testicular, dependiendo el uso de una u otra del tipo de paciente.

HIDROCELE


​​El hidrocele testicular consiste en la acumulación de líquido alrededor del cordón espermático de los testículos.


Las causas varían según el tipo, siendo debido a un cierre incompleto de la cavidad peritoneal en los hidroceles congénitos mientras que  en los adquiridos puede deberse a varios motivos, entre los cuáles están la lesión del testículo o del epidídimo por la que se produce la acumulación de líquido. Esta acumulación de líquido seroso en el testículo puede deberse a una infección en algunos casos, siendo necesaria la cirugía.